La cuarta pregunta hipocrática.

jueves, 19 de febrero de 2009

Es indudable que las tres preguntas hipocráticas siguen siendo una herramienta de entrevista clínica útil.
Pero con el tiempo me he dado cuenta de que parece que falta una pregunta. Dicha pregunta es indudable que ya la hacía hipócrates, sin embargo, por sucesos inexplicables se perdió, o simplemente no se recogió en la traducción o transcripción manual del Corpus Hipocraticum. Probablemente algún copista perezoso se la saltó simplemente.
Esta pregunta, la cuarta que deberiamos hacer a nuestros pacientes, nos daría una idea de lo que esperan de nosotros, los sanadores. Hombres medicina, bendecidos con el don de "curar". Y no es otra que:
"¿Como cree usted que puedo ayudarle?".
Para ilustrar su utilidad 2 ejemplos:
paciente de 34 años, que acude a consulta contando que desde hace unas semanas presenta cuadro de sensación de tristeza y llanto, se iba a llorar al baño, en su puesto de trabajo porque pensaba que no se le valoraba lo suficiente. Yo no le hice la 4 pregunta, le explique que podiamos ayudarla con medicación, me miró horrorizada, puesto que solo queria tomar vitamina C para la depresión y se fue. No la he vuelto a ver.
Aprendida la lección, vino una mujer de 60 años, que se encontraba nerviosa, preocupada, tenía muchas situaciones estresantes rodeandola .... hablé con ella, y como me suele pasar en todos los procesos reactivos ya sean ansiososos, depresivos o mixtos, pues no se muy bien que ofertarle al paciente. Siempre me queda la duda de hasta cuanto me puedo permitir yo opinar sobre lo que debería hacer una persona con respecto a su trabajo, su pareja, ... Así que le hice la pregunta:"¿como cree usted que puedo ayudarle?". Ella me respondió, hace unos años en una situación similar me recetaron lexatin de 1,5 mg un periodo corto de tiempo y me fue muy bien.
Pues eso es lo que hice.
Así que recordad que hay veces que peguntar al paciente que es lo que espera de nosotros, nos orienta e incluso nos da la solución.
Usadla sabiamente.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

La necesidad expresada o expectativas de los pacientes no siempre coinciden con la solución real a sus demandas. Si a un enfermo griposo le preguntase como cree que puedo ayudarle me contestaría que haciéndole una Rx. y su expectativa no quedaría satisfecha. Es bueno conocer las expectativas con las que acuden los usuarios, pero como una parte exploratoria más de sus miedos e inseguridades.

Dr. Bonis dijo...

Veo que lo de las preguntas hipocráticas da para muchos debates.

Por desgracia nos preocupamos tanto por el "genoma" que nos olvidamos de las bases fundamentales.

Lo que pide el paciente muchas veces atenta contra las normas,más el paciente SIEMPRE SE VA FELIZ

Antonio dijo...

Efectivamente nos da más información, acerca de que le preocupa, que espera,.. pero solo es eso información. Nos ayuda a la hora de tomar decisiones, si a la primera paciente se la hubiese hecho, me hubiese dado cuenta de su rechazo a los psicofármacos y probablemente con solo escucharla, explicarle que la vit C para le depresión pues es lo mismo que la D (lo busqué), y no tendría la sensación de haberla espantado.
Muchas veces al expresar sus expectativas, nos damos cuenta de cuales son sus miedos, e incluso del motivo real de consulta.

Anónimo dijo...

Pues yo tengo una coletilla que uso al final de una anamnesis somera que es : "¿que hacemos entonces?" (con sus varientes, que hago, que quiere que haga...)....y la mayoría responden: pues lo que diga usted, que es le médico.....