Vacunar de la gripe.

viernes, 14 de noviembre de 2008


El dato de la perla de la cochrane lo sacaron de "Vacunas para la prevención de la influenza en adultos sanos". En esta revisión se trata de identificar y evaluar todos los estudios en los que se evaluen los efectos de la vacuna de la gripe en adultos sanos. Los autores llegan a la conclusión de que la revisión de los ensayos halló que, en el mejor de los casos, las vacunaciones contra la influenza evitaron un 80% de los casos (confirmados por pruebas de laboratorio y mediante vacunas dirigidas contra las cepas circulantes), pero sólo un 50% cuando la vacuna no era compatible y un 30% contra la enfermedad tipo influenza (gripe), en adultos sanos. No cambió el número de personas que necesitaban ir al hospital o faltar al trabajo. Por lo tanto la efectividad siguiendo los criterios de la OMS parece ser relativamente baja. Por lo que los autores afirman que en función de los resultados no parezca una buena medida de salud pública. De ahí que sólo se pueda aconsejar como medida de protección individual en casos específicos.
Ahora viene la reflexión, las vacunas son una buena arma en la prevención de enfermedades, pero estamos viviendo un periodo en el que parece que hay que vacunar de todo y a cualquier precio. Hay vacunas que actualmente en el mundo occidental no son necesarias, y menos como medida de salud pública. Para introducir una vacuna en calendario vacunal, es decir, para gastarse el dinero a mi modo de ver tiene que ser frente a una enfermedad prevalente, que potencialmente sea grave o deje secuelas y en la que la vacuna haya demostrado uuna efectividad importante. Introducir vacunas caras y de dudosa efectividad es una mala forma de gastar el dinero de los contribuyentes. No es que haya una corriente antivacunas en genereal, sino que se pide un uso más racional de las mismas. También tenemos una vacuna contra la fiebre amarilla, pero no la introducimos en el calendario vacunal solo por tenerla, sino que se reserva para los viajeros a zonas de riesgo, este es un buen ejemplo del uso racional de una vacuna.

1 comentarios:

Naturalmente dijo...

Muchos pediatras afirman que la vacuna de influenza tiene todavía mercurio (timerosal) y hay alternativas naturales antes de obligar a poner una vacuna más a los nenes. Con remedios homeopáticos y vitamina D se resuelven muchos de los problemas, afirman algunos doctores que además practican la medicina naturopática y la homeopatía.